REPUBLICOPLAS – Suspiros de España

La música de Suspiros de España fue compuesta por Antonio Álvarez Alonso en 1902. En 1938 su sobrino, Antonio Álvarez Cantos, le puso letra para ser interpretada por Estrellita Castro en la película del mismo título rodada en la Alemania nazi. Sin embargo, ya en 1927, Manuel Penella había compuesto En tierra extraña, interpretada por Concha Piquer, incluyendo como “homenaje” o “canción dentro de la canción” la música de Suspiros de España, narrando una reunión de españoles en Nueva York para celebrar la Nochebuena. Posteriormente se escribieron dos versiones literarias más. La letra que utilizamos se inscribió en 1938, pero ya se interpretaba a finales de 1935. En los exilios provocados por la Guerra Civil y posteriores, el pasodoble simbolizó la nostalgia del país perdido.

Voz: Sabina Witt. Piano: Javier Galiana. Percusión: Javier Viana. Vídeo: Jorge Rodríguez Puche.

REPUBLICOPLAS – Ojos Verdes

Miguel de Molina nunca ocultó su homosexualidad. Terminada la guerra, vivió la represión y el olvido, y una brutal paliza que casi lo mata “por rojo y maricón”. Sufre cárcel, se le impide trabajar, llegando la persecución incluso a Argentina (adonde había conseguido huir) y México.
Allí también triunfa, pero sus espectáculos son boicoteados por el sindicato de actores de Jorge Negrete. Una vez alguien del público se levanta y comienza a gritar, era el secretario de Negrete, un tal Mario Moreno, Cantinflas.
Miguel de Molina murió en Argentina en 1993.
Contaba que se encontró en el Café de Oriente de Barcelona con García Lorca y Rafael de León y que de esa tarde, inspirándose en una historia vivida por León en Granada, surgió la letra de Ojos verdes.
Inicialmente la letra detallaba: “Apoyao en el quicio de la mancebía”, señalando claramente una relación amorosa entre dos hombres y llegó a cantarse en algunos locales “de ambiente”.
Sin embargo, en la primera versión grabada por Miguel de Molina, el verso se refiere a un hombre y una mujer: “Apoyá en el quicio de la mancebía”.
Con el tiempo diferentes censuras llegaron a otras soluciones morales. Desde “Apoyá en el quicio de su casa hundía”, hasta “Apoyá en el quicio de su casa un día”.

Voz: Sabina Witt. Piano: Javier Galiana. Percusión: Javier Viana. Vídeo: Jorge Rodríguez Puche.

REPUBLICOPLAS – María de la O

En 1933 esta canción alcanzó tal popularidad que antes de finalizar el año ya existían varias versiones y una comedia.
La zambra la estrena y hace famosa María Gamito en un bar con actuaciones de la calle Atocha de Madrid.
En Barcelona la estrenó Milco, un travestido imitador de famosos.
Pero, la primera que la lanzó al éxito fue Estrellita Castro.
En 1936 Francisco Elías la llevó al cine con Carmen Amaya y Pastora Imperio. En cierto momento de la película aparecen un saxo y una batería interpretando un corto arreglo jazzístico de la copla.

*Esta versión de “María de la O” pertenece al CD Republicoplas (Ed. Allanamiento de Mirada) interpretado por Sabina Witt.

Voz: Sabina Witt. Piano: Javier Galiana. Percusión: Javier Viana. Vídeo: Jorge Rodríguez Puche.

REPUBLICOPLAS – Mirabrag

El mirabrás es una cantiña de Cádiz. Así pregonaban los vendedores su mercancía. Su nombre procede de un estribillo: “mira y verás” (= mira-brás). Es una adaptación flamenca de los cantes populares en el Cádiz de las Cortes liberales y de la Constitución de 1812.
Sus letras proclaman independencia frente al rey.
Durante la II República fue popularizado por los cantaores republicanos Angelillo y Vallejo.
El verso original (“A mí qué me importa que un rey me culpe”) fue convertido durante el franquismo en “A mí qué me importa que tú me culpes” e interpretado así por todos los flamencos, excepto Antonio Mairena que siempre cantó el original.
Nuestra versión está más cerca del piano ragtime de Jelly Roll Morton, la voz de Bola de Nieve y aires de habanera, de ahí el haber modificado el título.

Voz: Sabina Witt. Piano: Javier Galiana. Percusión: Javier Viana. Vídeo: Jorge Rodríguez Puche.

REPUBLICOPLAS – La bien pagá

El autor de la letra es Ramón Perelló y Ródenas (La Unión, Murcia, 1903 – Madrid, 1978). En 1930 se asocia con el músico Juan Mostazo Morales, con quien crea su primer gran éxito, el pasodoble Mi jaca, estrenada por Estrellita Castro en 1933. Tras esto, llegaron La bien pagá, Falsa monea, Échale guindas al pavo o Los piconeros. En 1936 fue reclamado para componer las letras del film Morena Clara, con Imperio Argentina. Aunque profundamente libertario y católico, también el cine oficial franquista le requería. En 1938, sus letras y músicas forman la banda sonora de películas de Florián Rey producidas en estudios alemanes, con actores españoles Acabada la Guerra Civil, sufrió cinco años de cárcel. En 1944, retoma su vocación de letrista y músico y se asocia con el maestro Genaro Monreal. De nuevo consigue el éxito en el cine. Escribe anuncios musicales (tableta Okal). Su trabajo durante los años 50 y 60 lo convirtió en uno de los artistas que más recaudaban por derecho de autor. De La bien pagá contaba que fue un fracaso hasta que, en 1938, la incluyó Miguel de Molina en su repertorio; pasó entonces a erigirse en canción republicana, como declararía Rafael de León: “Por una orilla del rio de la guerra iba Concha Piquer cantando Ojos verdes, y por el otro iba Miguel de Molina cantando La bien pagá“. Quizá por esto y por su mensaje poco afín a la moral de los vencedores, fue canción maldita durante la dictadura, reivindicada a partir de la democracia e interpretada y versionada en variados estilos.

Voz: Sabina Witt. Piano: Javier Galiana. Percusión: Javier Viana. Vídeo: Jorge Rodríguez Puche.

REPUBLICOPLAS – La hija de Juan Simón

“La hija de Juan Simón”, fue una obra de teatro musical y fue llevada al cine en dos ocasiones: la primera en 1935, protagonizada por Angelillo y dirigida por Sáenz de Heredia, con Luis Buñuel como productor ejecutivo y actor de breve participación.
Pero los autores y primeros intérpretes de la canción fueron los colombianos Pelón y Marín. La grabaron en México en 1908. Su título original fue “El enterrador” y está considerado el primer bambuco en la historia de la música colombiana.

Voz: Sabina Witt. Piano: Javier Galiana. Vídeo: Jorge Rodríguez Puche.

REPUBLICOPLAS – El día que nací yo

Imperio Argentina triunfó en los años 20 y 30, en los escenarios y en el cine. En 1934 se casó con Florián Rey, el director más prestigioso del período republicano y el que consiguió el salto del cine mudo al sonoro en España.
En 1936 llegan a Berlín invitados por Goebbels. Hitler e Imperio se declaran su admiración mutua. Dos años después descubre la realidad nazi: tras la ‘Noche de los cristales rotos’, visita la tienda de su sombrerera judía y la encuentra asesinada.
La película “Morena Clara” se estrenó en abril del 36 y fue el mayor éxito del cine español hasta entonces. Incluso durante la guerra siguió exhibiéndose en las dos zonas. Solo la adhesión de la pareja por los golpistas truncó su carrera en la zona gubernamental. Siguió proyectándose en la posguerra, con la publicidad de haber sido prohibida por “los rojos”.
Esta canción es casi una improvisación: partiendo de una de las escenas de la obra teatral, Florián Rey facilitó la letra a Juan Mostazo y media hora después volvió con la música.
Se trata de una de las coplas más hermosas jamás escritas.

*Esta versión de “El día que nací yo” pertenece al CD Republicoplas (Ed. Allanamiento de Mirada) interpretada por Sabina Witt.
Vídeo: Jorge Rodríguez Puche

REPUBLICOPLAS – Rocío

Estrenada en 1931, “Rocío”, fue un himno para todos los republicanos, de izquierdas y derechas.
La cantaban Estrellita Castro e Imperio Argentina. Tres gigantes de la copla (León, Quintero y Quiroga) se reúnen para crear una canción “perfecta”: los elementos típicos del folclore español de la época (un andaluz, una muchacha casadera y un patio), la religión, el destino, la melancolía amorosa y un pasodoble. Joan Cervera me contaba que en los clubs de jazz del Madrid de los años 30 donde tocaba también fue un éxito. Eso sí, él añadía detalles jazzísticos y de música impresionista, también de moda. Es la versión que hemos grabado con la voz de Sabina Witt, el piano de Javier Galiana y la percusión de Javier Viana.
Su popularidad fue tal que inundó los patios de vecinos, llegando a aparecer en los periódicos el anuncio: “Se solicita chica de servicio que no sepa cantar Rocío”.

*Esta versión de “Rocío” pertenece al CD Republicoplas (Ed. Allanamiento de Mirada).
Vídeo: Jorge Rodríguez Puche

REPUBLICOPLAS – La bien pagá

Ramón Perelló era un personaje fascinante: profundamente anarquista y profundamente católico. Y de un talento comercial impresionante.
Fue el autor de “La bien pagá” y contaba que fue un fracaso hasta que, en 1938, la incluyó Miguel de Molina en su repertorio; pasó entonces a convertirse casi en un himno republicano, como declararía Rafael de León: “Por una orilla del rio de la guerra iba Concha Piquer cantando “Ojos verdes”, y por el otro iba Miguel de Molina cantando “La bien pagá“.
Quizá por esto y por su mensaje poco afín a la moral de los vencedores, fue canción maldita durante la dictadura.

*Esta versión de “La bien pagá” pertenece al CD Republicoplas (Ed. Allanamiento de Mirada) interpretada por Sabina Witt.
Vídeo: Jorge Rodríguez Puche

REPUBLICOPLAS – Anda Jaleo

Federico García Lorca recogió y puso música a canciones de tradición oral, dándoles un tratamiento musical contemporáneo. Poco se ha hablado de su categoría musical.
En 1931 grabó 5 discos con 10 canciones interpretadas por La Argentinita, acompañada al piano por él.
Lorca no sólo aportó nuevos tratamiento musicales, también variaciones en las letras. Así la versión lorquiana de En el Café de Chinitas, dice:
En el café de Chinitas
dijo Paquiro a su hermano:
“Soy más valiente que tú
más torero y mas gitano.”
Siendo la original:
En el café de Chinitas
dijo Paquiro a un germano:
“Soy más valiente que tú
más torero y mas gitano”.
El Café de Chinitas estaba frecuentado por extranjeros y especialmente alemanes (“germanos”), además Paquiro no tenía hermanos.

*Esta versión de “Anda jaleo” pertenece al CD Republicoplas (Ed. Allanamiento de Mirada) interpretada por Sabina Witt.
Vídeo: Jorge Rodríguez Puche

REPUBLICOPLAS – Un pajarillo en su nido

Angelillo fue uno de los grandes mitos del flamenco y de la copla en los años 30. Republicano de convicción y militancia se exilió a Argentina tras la guerra.
Angelillo lo cantó todo, y todo bien. No sólo fandangos y granaínas al estilo de Vallejo (otro cantaor vinculado a los valores republicanos), también mirabrás y caracoles, con los que triunfó.
Esta copla-milonga fue uno de sus mayores éxitos.

*Esta versión de “Un pajarillo en su nido” pertenece al CD Republicoplas (Ed. Allanamiento de Mirada) interpretada por Sabina Witt.
Vídeo: Jorge Rodríguez Puche